¿Usar y tirar? Mejor menos residuos y más trabajo

¿Usar y tirar? Mejor menos residuos y más trabajo 

La elevada generación de los residuos en nuestra sociedad es un problema de actitud.

Hasta la fecha, Italia y España son los países en los que el enfoque de residuos cero ha despegado con mayor fuerza, donde ha sido adoptado por decenas de municipios mediante la recogida puerta a puerta. La ciudad deCapannori en Toscana, con unos 47 000 de habitantes aproximadamente, se ha erigido vencedora en la adopción de los residuos cero.

La población crece a un ritmo muy rápido, pero su producción de residuos lo hace a un ritmo aún mayor. La nueva cultura de usar y tirar, así como el excesivo envasado de los productos han llevado a nuestros vertederos a saturarse mucho antes de lo previsto.

Tenemos una oportunidad de crear “empleos verdes” valiosos y sostenibles, y esto es incluso de mayor importancia con la actual situación económica. En un momento en que todo el gasto gubernamental destinado al medio ambiente pierde importancia, el sector del reciclado y la reutilización pueden hacer una significativa contribución a la economía verde.

A nivel europeo los cálculos más conservadores indican que en los 27 países de la UE (con el objetivo del 70% de reciclado para los materiales fundamentales) podrían crearse hasta 322.000 puestos de trabajo directos con el reciclado de otras 115 millones de toneladas además de las actuales. Estos puestos de trabajo tendrán además impacto sobre los sectores ascendentes y descendentes creándose más puestos de trabajo. El potencial total es, por tanto, más de 563.000 nuevos puestos de trabajo netos.

Con demasiada frecuencia, el empleo y la dimensión social se pasan por alto cuando se habla de políticas en materia de residuos y recursos. Sin embargo, debe considerarse con firmeza, en el contexto de un enfoque de desarrollo sostenible, en que economía, las consideraciones sociales y medioambientales trabajan unidas para crear una economía más verde basada en la calidad de vida pero utilizando los recursos de una manera más eficaz. En la nueva economía verde, un mejor uso de los materiales, que antes se consideraban residuos, la creación de empleo local, en muchos casos y la retención del valor en la economía local y nacional, deben considerarse como importantes objetivos de la política.

La organización Zero Waste Europe promueve la aplicación de cambios estructurales en la gestión de residuos locales. Insta a que la prevención de residuos se incluya en los planes locales, a que los municipios adopten sistemas de separación de residuos, de manera que los flujos de residuos se clasifiquen en su punto de origen, y a que los desechos residuales se reduzcan progresivamente. Para conseguir esto último, según Zero Waste Europe, «se deberían analizar constantemente los desechos residuales en centros de cribado, a fin de que pudieran aplicarse nuevos planes de recogida en la calle y programas de reducción, y de que los productos no recuperables pudieran rediseñarse o retirarse del Mercado».

Hasta la fecha, Italia y España son los países en los que el enfoque de residuos cero ha despegado con mayor fuerza, donde ha sido adoptado por decenas de municipios mediante la recogida puerta a puerta. La ciudad de Capannori en Toscana, con unos 47 000 de habitantes aproximadamente, se ha erigido vencedora en la adopción de los residuos cero. Ha logrado reducir los residuos en un 39 % desde 2004, disminuyendo la cantidad de residuos generados por persona y año de 700 kg a 430 kg aproximadamente. Más del 80 % de los residuos de Capannori se clasifica actualmente en el punto de origen y seguidamente se reutiliza, recicla o transforma en compost. Un 18 % residual se destina a los vertederos, pero Capannori está estudiando la manera de reducir dicho porcentaje y se ha comprometido a un vertido de residuos cero para 2020. Los objetivos podrían incluir una limitación, o incluso una prohibición, sobre el envío de residuos a vertederos para 2020.

Capannori constituye un estudio de caso para cualquier municipio que desee reducir sus desechos residuales sin recurrir a la incineración. Ha incluido a todos sus ciudadanos en las decisiones sobre la gestión de residuos y ha resultado rentable desde el punto de vista económico: la venta de materiales a las plantas de reciclaje y la reducción en los costes de los vertederos supuso un beneficio financiero neto para el municipio de 2 millones de euros en 2009. Para ayudar a diseñar un sistema de eliminación de residuos, Capannori ha creado un Centro de investigación de residuos cero, donde se estudian los residuos con el fin de identificar el modo de eliminarlos.

Fuentes: Amigos de la Tierra y Zero Waste Europe

Author: tierradmin

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR